Moeichi, que en lengua Tikuna significa «gracias», es un manatí amazónico (Trichechus inunguis) que fue víctima de tráfico ilegal y logró ser rescatado por la Corporación para el Desarrollo Sostenible del Sur de la Amazonia (Corpoamazonía) en Puerto Alegría, Perú, en donde posiblemente mataron a su madre. Al momento de su rescate, este manatí macho era una pequeña cría de tan solo 10 kilogramos de peso. El animal fue trasladado al Bioparque IKOZOA, en Leticia, Amazonas colombiano, desde donde se solicitó el acompañamiento de la Fundación Omacha para iniciar su proceso de rehabilitación.

Luego de dos años de cuidados por parte de los profesionales del bioparque, en donde al principio Moeichi era alimentado con una leche especial sin lactosa para después pasar a una dieta de plantas acuáticas, como buchón y gramalote, el equipo de rehabilitación tomó la decisión que este manatí estaba listo para ser devuelto a su hábitat natural.

En trabajo conjunto con Corpoamazonía, la Fundación Omacha, IKOZOA y el Resguardo TICOYA actualmente se está preparando la liberación de Moeichi para reintroducirlo en el sitio Ramsar Lagos de Tarapoto, localizado en el Resguardo indígena TICOYA en zona rural del municipio de Puerto Nariño, departamento del Amazonas, en Colombia.

En este trabajo de preparación, el equipo de Omacha y del resguardo llevó a cabo actividades de divulgación y sensibilización a través de las cuales lograron despertar en la comunidad local, principalmente jóvenes y niños, el interés por conocer más a esta maravillosa especie y la necesidad de conservarla en el territorio, dada su importancia para mantener «vivos» los lagos y los ríos: el manatí amazónico es la única especie que se alimenta de plantas acuáticas, como el buchón y el gramalote, las cuales en exceso impiden el paso de la luz a los cuerpos de agua, lo que disminuye la producción de oxígeno, elemento vital para otros ciclos de vida como los de los peces que representan un sustento alimenticio para otras especies de fauna acuática (delfines de río, nutrias, caimanes, aves, etc.) y los pobladores de la región.

Niños y jóvenes del Resguardo TICOYA hacen parte del proceso de liberación de Moeichi

Dentro de las actividades de celebración del Día mundial de los humedales realizadas en Puerto Nariño, se realizaron concursos en donde Shanik, Héctor, Marileth, Juan, Manuel y Davidson ganaron la oportunidad de conocer personalmente a Moeichi y participar en la evaluación de su estado de salud. Este grupo de niños y jóvenes participó en una de las evaluaciones veterinarias realizadas al manatí, en donde colaboraron en el procedimiento de medición y pesaje de Moeichi. Así mismo, tuvieron la oportunidad de conocer otras especies de fauna amazónica, que se encuentran en las instalaciones del Bioparque IKOZOA.

Al ser liberado, Moeichi llevará puesto un dispositivo que permitirá hacerle un seguimiento de manera continua, mediante un transmisor VHF, para conocer su ubicación geográfica y evaluar su adaptación al hábitat de los lagos de Tarapoto.

Los manatíes de Colombia

En Colombia, habitan dos especies de manatíes: el manatí del Caribe (Trichechus manatus) y el manatí amazónico (Trichechus inunguis). Esta última especie se diferencia del manatí del Caribe por su menor tamaño, la ausencia de uñas en las aletas pectorales, una mancha clara en su pecho y presentar una coloración gris oscura. Además, habita únicamente en la cuenca del Amazonas y dada la disminución de sus poblaciones se encuentra en la categoría de amenaza de extinción Vulnerable (VU), de la UICN.

Manatí amazónico (Trichechus inunguis)

Manatí del Caribe (Trichechus manatus)