En el hábitat natural al que pertenece y libre de las amenazas del ser humano, es donde debe estar nuestra fauna silvestre. Esa es la misión del Proyecto Manatí con cada animal que las comunidades de la región Caribe han reportado en peligro a las Corporaciones Autónomas Regionales, y que se hace posible gracias a nuestro trabajo y el de la Corporación Autónoma Regional de los Valles del Sinú y San Jorge – CVS.
El 23 de noviembre del 2018, la comunidad de Santiago de Tolú reportó un manatí agotado y herido en el muelle turístico de Tolú. Carsucre solicitó la colaboración de CVS y Fundación Omacha debido a su experiencia en la rehabilitación de estos mamíferos acuáticos. Fue activado el protocolo de rescate y traslado hacia la Estación Piscícola de Santa Cruz de Lorica donde se encuentran los estanques especiales que ya una vez vieron recuperarse a manatíes como María del Mar o Jonás, que hoy viven libres en la cuenca del río Sinú.

El manatí, que fue llamado Santiago por los pescadores de acompañaron el proceso de rescate. Llegó decaído, letárgico y en alto grado de deshidratación. Necesitó de un tratamiento con antibióticos que encapsuló una dosis de los mismos en su dermis. Fue necesario entonces un corte para hacer el drenaje y en estos momentos recibe medicamentos para optimizar su cicatrización. De manera periódica Santiago es sacado por los cuidadores de su estanque, profesionales de biología y veterinaria de la Fundación Omacha y la CVS, para ser medido, pesado y examinado. Su alimentación es revisada constantemente, consiste de plantas acuáticas y algas (parte de su dieta natural) y de dosis de vitaminas para mejorar su salud y condición física. Al día de hoy Santiago está pesando 164 kilos y mide 2,28 metros.

Se proyecta su liberación para el mes de noviembre para lo cual, Dalila Caicedo, directora ejecutiva de la Fundación Omacha, expresa la necesidad de “un radio que permita hacer seguimiento a su ubicación, que esperamos sea cerca de otros manatíes en la Bahía de Cispatá, como parte del Golfo de Morrosquillo. Por supuesto, tras garantizar las condiciones de salud del animal y la coordinación interinstitucional entre la CVS, CARSUCRE y la Fundación Omacha. Así que invitamos a quienes quieran apoyar con sus donativos la compra de este dispositivo que nos dará noticias a todos del éxito de los procedimientos y de su vida en los ecosistemas acuáticos a los que pertenece”. Quienes quieran colaborar, pueden escribir a contactenos@omacha.org

Esta experiencia le permite reportar a la CVS el manatí número 14 en liberación y el primero a CARSUCRE, reconociéndolas a nivel regional como implementadoras del Plan de Manejo y Conservación del Manatí Trichechus manatus en la cuenca media y baja del río Sinú, y a nivel nacional, del Programa Nacional de Manejo y Conservación del Manatí Trichechus sp. Esto gracias a la suma de esfuerzos institucionales, el trabajo con las comunidades y la investigación biológica. Esperamos darles noticias nuevamente de este hermoso manatí cuando se acerque la fecha de su retorno al hábitat.