Tres son los premios que ha recibido la Fundación Omacha durante el 2014,  como reconocimiento a sus más de 20 años de trabajo de investigación por la conservación de la fauna amenazada y sus ecosistemas.

Omacha ha sido reconocida por el trabajo vital del Director Científico, Fernando Trujillo, y la Directora Ejecutiva, Dalila Caicedo-Herrera, quienes han dedicado más de la mitad de su vida al cuidado de especies amenazadas, por lo que son reconocidos a nivel mundial.

La academia resaltó el trabajo de Fernando Trujillo

El premio Construcción de País, respeto por el medio ambiente, es la máxima distinción otorgada a un profesional egresado de la Universidad Jorge Tadeo Lozano y para el 2014, año en que se celebran los 60 años de creación de esta institución, Fernando Trujillo fue el galardonado.

“Básicamente hubo un reconocimiento al trabajo de tantos años en la conservación de los delfines y el patrimonio natural de Colombia, donde se han creado redes a nivel internacional, se ha capacitado gente y se han generado alternativas económicas (…) Esta es una muestra de que se puede trabajar por el ambiente y al mismo tiempo ponerse la camiseta de la responsabilidad social trabajando con las personas de las comunidades locales”, señaló Trujillo.

El gremio científico reconoció el trabajo de Dalila Caicedo Herrera

A la felicidad de haber concluido la RT2014 con buenos resultados, se unió el reconocimiento que hizo el XVI Congreso Colombiano de Zoología a Dalila Caicedo con la Orden al Mérito a la Trayectoria Profesional en la Investigación y Conservación del Patrimonio Natural de Colombia.

Fernando Trujillo, colega y amigo, señaló que “este es un reconocimiento para Dalila, que es la persona que  más conoce de manatíes en Colombia y que ha entregado más de la mitad de su vida a luchar por ellos, a investigarlos y  a conservarlos (…) ella siempre ha tratado de mantener un perfil bajo, modesto, pero creo que es muy importante que la comunidad científica reconozca el alto valor de su contribución con el país y con estas especies”.

Y añadió, “no solo es el trabajo con manatíes, sino que también se trata de conservación de humedales, de ríos, de trabajo con la gente, de educación ambiental, de pesquerías, es un trabajo consistente de más de dos décadas que se ha convertido un modelo de conservación”.

“Es parte del resultado de este trabajo, que al final es por y para las especies con que trabajamos”, finalizó Dalila.

Pero este no es el primer premio que llega para ella en el 2014, en el mes de octubre la Fundación Omacha recibió el segundo lugar en la categoría Organizaciones Privadas/Fundaciones, del premio Caracol Televisión a la Protección del Medio Ambiente 2014, que este año se llevó a cabo bajo el tema Fauna Silvestre: Amenaza de Extinción, con el Proyecto Manatí (Trichechus manatus manatus o Manatí antillano) que se lleva a cabo en la sede Caribe ubicada en Lorica (Córdoba), dirigido por Caicedo.