«Ser voluntaria de Omacha por un mes es una experiencia que no posee una palabra para definirse y si posee muchas para describirse»
Angela Judith, Voluntaria Colombia
Corporinoquia, a través de la Unión Temporal Fundación Omacha – Aquabiósfera culminó el pasado 8 de febrero una expedición científica a lo largo de 465 km en los ríos Orinoco y Vichada. La expedición acopió importante información para la formulación del Plan de conservación para el delfín de río (Inia geoffrensis) en los departamentos de Casanare, Arauca y Vichada, y para diagnosticar el estado actual del manatí antillano (Trichechus manatus) que está adelantando la Corporación.
Alejandro Pachón, Coordinador del área de biodiversidad de la Subdirección de Planeación de Corporinoquia, explica que este plan de manejo es una herramienta vital para trazar una hoja de ruta que oriente al sector público y productivo sobre dónde, cómo y qué tipo de acciones se deben ejecutar para asegurar la conservación de estas especies sombrilla, y de los ríos y ecosistemas a los que están asociados dentro de la jurisdicción de la Corporación. El plan de manejo materializará el esfuerzo de la Corporación por diagnosticar el estado actual de manatíes y delfines, y los tensores ambientales que las afectan tanto a ellas como a la red hídrica: contaminación por aguas servidas, enmallamiento, afectaciones por cambio climático o fenómenos del Niño más severos en la Orinoquia, deforestación y ampliación de la frontera agrícola. Alejandro Pachón destaca que “las comunidades locales están en contacto directo con delfines y manatíes, por eso es vital involucrarlas y que el plan de manejo dé las directrices para que ellas sean actores principales de la conservación.
 
La Corporación, en cabeza de su directora Martha Plazas, reconoce que es un llamado de alerta el cambio de categoría de amenaza del delfín rosado a “En Peligro de extinción”, y rescata el valor de la especie para que se mantenga el pool de biodiversidad de la Orinoquia; una región de condiciones particulares y especiales que debe fortalecer el desarrollo social y ambiental de sus comunidades ribereñas y locales.
Avanzando por la ruta de Humboldt
Durante la expedición, una embarcación desplazándose a una velocidad entre 8 y 11 km por hora, llevó al equipo de investigadores en delfines quienes establecieron transectos de observación cada 2.5 km. Durante el recorrido por el Orinoco y el Vichada en la jurisdicción de la Corporinoquia, se avistaron 90 delfines. Gracias al Programa de Estimación de Abundancia de Delfines de Río de Suramérica apoyado por WWF Colombia, el recorrido se extendió a 566 km e incluyó el río Inírida y Caño Bocón, conectando así dos sitios Ramsar: Bita y Estrella Fluvial del Inírida. Siguiendo los pasos de la ruta que entre 1790 – 1796 recorrió Alexander Von Humboldt, el registro subió a 149 delfines, un número bajo para la expectativa de avistamiento que se tiene en temporada de aguas bajas. Sin embargo un aspecto positivo que reportan los investigadores, fue haber encontrado 4 “guarderías” en buen estado (remansos de río donde los delfines interactúan y resguardan a sus crías). Durante el recorrido llamó su atención la ausencia de aves acuáticas y otro tipo de fauna en las orillas, un indicador que podría apuntar a una baja en el recurso pesquero.
Información del IDEAM  señala que la cuenca del Orinoco es una de las más susceptibles a sequías extremas. Por tanto es de suma importancia proteger sus humedales y ríos, señala Fernando Trujillo, director científico de la Fundación Omacha. “Delfines, manatíes y otras especies emblemáticas como nutrias y grandes bagres, deben ser especies referentes para medir el estado de salud de los ríos de la cuenca. Estos planes de manejo que estamos desarrollado junto a Corporinoquia pueden ser un instrumento articulado para afrontar el cambio climático preparándonos para afrontar sequías prolongadas o cambios abruptos en los patrones anuales de lluvias, y también para generar conciencia entre todos sobre temas como integridad, caudal y salud de los ríos”. 
 
Con respecto a las acciones que deben impulsarse para enfrentar el cambio climático en la Orinoquia, Fernando Trujillo recomienda ser muy riguroso con las concesiones  para captación de agua en proyectos productivos, pues si bien se hace una apuesta económica para la región, es imprescindible salvaguardar el recurso agua y todas las dinámicas que dependen de él. Se deben fortalecer las medidas de control que garanticen el recurso pesquero a largo plazo, tener un sistema de monitoreo y alerta cuando ciertos cuerpos de agua bajan más de lo usual, e implementar un protocolo para rescate de vertebrados acuáticos (peces, anacondas, delfines y otros) y su liberación en segmentos de los ríos con mayor caudal. Esto se ha hecho en Arauca con delfines, una labor que se han apropiado la Defensa Civil, Bomberos, Armada y ONG locales. Finalmente, enfatiza que es imprescindible detener la deforestación y proteger los bosques ribereños que garantizan la integridad de las cuencas. Los morichales, por ejemplo son la génesis del agua que alimenta los grandes ríos y son la salvaguarda del recurso hídrico.
 
En busca de los fantasmas del río
Por su parte, la embarcación del equipo de manatíes se desplazó a puntos donde permanecieron en observación a lo largo de una hora. Dalila Caicedo, bióloga marina experta en manatíes y directora ejecutiva de la Fundación Omacha, dice que la observación de estos mamíferos acuáticos es como buscar fantasmas por lo difícil que resulta verlos. Explica que ellos han evolucionado para esconderse. Tras centurias de cacería por parte del ser humano, y la invasión acústica de su ambiente natural con motores fuera de borda, ha sido su estrategia de sobrevivencia para no ser detectados. “Nunca sabes en realidad qué hay bajo del agua. En realidad me siento afortunada con las fotos de las narices asomándose a la superficie a respirar que trajeron nuestros investigadores. En invierno, durante las lluvias pueden ser vistos con más facilidad porque se sienten más tranquilos con la lluvia cayendo y pueden comer tranquilos con los seres humanos guareciéndose lejos del río”.
 
El equipo de investigadores dedicado a manatíes tuvo como referente la información sobre distribución de la especie recolectada hace años, y además recogió nuevos datos. De manera directa avistaron 7 manatíes, de manera indirecta 1 gracias a la recolección de heces fecales, y a través de 131 entrevistas realizadas a pobladores de la región, registraron 103 puntos donde se han visto ejemplares de la especie.
 
Los manatíes dependiendo de la cuenca que habiten, sufren diferentes amenazas. Sobre las que pueden estar enfrentado en esta región, Isabel Gómez, bióloga de la Fundación Omacha, dice que “la cacería del animal para el consumo no suele ser una amenaza. El peligro constante para la especie lo representan las mallas de pesca donde pueden quedar atrapados adultos o crías y si esto ocurre, los pescadores lo comen. Hay que hacer un esfuerzo por vigilar la regulación en el tipo de malla que se está usando, al igual que la técnica. Por ejemplo al quitarle las boyas y dejarlas en la mitad del cauce, los animales quedan atrapados más fácilmente.”
Dalila Caicedo, de Fundación Omacha explica que “lo evidente es que muchos ríos están bastante degradados y eso se nota en que los animales no están. No es que se hayan acabado, sino que migran a sitios donde puedan estar mejor. Ellos están ahí pero hay que hacer más esfuerzos de muestreo para saber exactamente dónde y cómo protegerlos. Es importante para la investigación obtener los datos de esta temporada seca, e ideal sería también tenerlos cuando las aguas suben, llega el invierno y hay más gente pescando y en actividades dentro de los cuerpos de agua que pueda reportar su presencia. En esta oportunidad no tuvimos la posibilidad, pero esperemos que en algún momento se logre”, concluye.
 
Videos:
 
Le recomendamos leer:

 

 
Para celebrar el Día mundial de los humedales, que se lleva a cabo anualmente cada 2 de febrero, la Fundación Omacha organizó el evento "Pedalee hacia el humedal y sitio Ramsar más grande de Colombia: el río Bita". Más de 300 habitantes de Puerto Carreño, capital departamental de Vichada, participaron en un recorrido en bicicleta por la calles de esta ciudad, comenzando en El Malecón y finalizando en El Tiestero, cerca al río Bita. Durante el recorrido, se hicieron tres paradas: en el Bienestar Familiar, en la Brigada de Selva N° 28 y sobre la vía a Villavicencio para que los participantes se informaran qué es un sitio Ramsar, su importancia y por qué el río Bita fue designado, por parte del Gobierno Nacional, como un humedal de importancia internacional - sitio Ramsar, en el año 2018.
 
 
All finalizar este evento, el jefe del Estado Mayor de la Fuerza Naval del Oriente, capitán Carlos Eduardo Solano Prada, expresó y compartió su compromiso con el cuidado y preservación del rio Bita. Además, se entregaron premios, entre ellos dos bicicletas, con el fin de motivar a todos los participantes en el cuidado y buen uso de este río, así como generar conciencia sobre la importancia de su designacion como sitio Ramsar.
 
 
Esta celebración contó con el valioso apoyo de: Gobernación del Vichada, alcaldía municipal de Puerto Carreño, Corporinoquia, Armada Nacional de Colombia, Ejército de Colombia, Policía Nacional de Colombia, Fundación Orinoquia, Consorcio Río Bita, BitaParque y Plan Departamental de Aguas del Vichada.
 
 
 
 
 

 

El libro Nutrias de la Orinoquia colombiana recoge buena parte de la información que existe sobre estas especies, y busca motivar a todas las personas para aportar a su conservación y la de los humedales donde habitan.
 
"He tenido el inmenso placer y el privilegio de estudiar las 13 especies de nutrias que viven en nuestro planeta, durante muchos años. Cada día descubro un nuevo detalle de su comportamiento o su ecología que me fascina. Cada especie es diferente de las otras, pero igual siguen conservando su forma característica. Este amor perdurable, algunos lo llaman obsesión, me da el coraje de continuar haciendo todo lo posible para asegurar que estas maravillosas criaturas no desaparezcan.
 
Es un placer escribir el prólogo para un libro dedicado a las nutrias de Colombia. La nutria gigante todavía se encuentra amenazada en todas partes ya que experimentó una presión de caza, por cerca de cuarenta años, debido al comercio de pieles. De hecho, su pelaje es suave como el terciopelo y la nutria, siempre alerta, se acerca a cualquier intruso en su territorio, convirtiéndose así en un blanco fácil. Hoy las nutrias corren un riesgo que es incluso más mortal, casi invisible. El precio del oro, que ahora excede el umbral de US $ 1,000 por onza, ha desencadenado un afán por extraer oro en toda Suramérica. Los mineros invaden los bosques más inaccesibles en busca de este metal precioso. Con motosierras y bombas en mano, el bosque y los arroyos están siendo devastados y reemplazados por torrentes de lodo mezclados con mercurio que fluyen lentamente hacia el mar, cientos de kilómetros río abajo, contaminando todo a lo largo del camino. El mercurio, un metal pesado, es un veneno particularmente virulento para las nutrias y las personas que comen los peces que han acumulado este metal en sus tejidos.
 
No todo está perdido, todavía. La presión de la opinión pública y la dedicación de las organizaciones de conservación pueden cambiar situaciones que, al principio, parecen ser irreversibles. De hecho, hemos protegido a las nutrias en diversas áreas protegidas en Colombia y en otros lugares, asegurando que sobrevivan en las próximas décadas. La Convención de Washington (CITES), que prohíbe la exportación de pieles de especies en peligro, salvó a las nutrias suramericanas en 1975, justo a tiempo. Hoy se necesita un esfuerzo aún mayor para eliminar la amenaza de la extracción de oro, que podría hacer que desaparezcan de nuevo. Colombia ha creado una red de reservas y parques nacionales y está protegiendo sus ríos y humedales para asegurarse de que prosperen sus nutrias."
 
Nicole Duplaix
Founder and Chair
IUCN/SSC Otter Specialist Group
Autores: Fernando Trujillo y Federico Mosquera Guerra, Fundación Omacha
 
Para ver la verisón en línea, haga click en este vínculo.
En Colombia se han registrado seis especies de armadillos, de las cuales cinco se encuentran en la región de la Orinoquia. Para el departamento de Arauca, la información sobre estas especies es insuficiente y desactualizada. Determinamos la abundancia y los usos de dos géneros de armadillos (Dasypus y Priodontes), mediante la aplicación de encuestas, a través de transectos lineales y por medio del empleo de cámaras trampa. Obtuvimos un total de 22 avistamientos, de los cuales 13 correspondieron a Dasypus sabanicola, 8 a D. novemcinctus y 1 a Priodontes maximus. El 2.8 % (4) de las personas entrevistadas aseguran, además, haber observado a D. kappleri. A través de las entrevistas desarrolladas, encontramos que el 95.2 % de las personas aprovechan los armadillos como fuente de proteína, el 3.4 % los usan como mascotas y el 1.4 % los comercializan. Los armadillos en el municipio de Arauca pueden estar en estado de amenaza, debido a la cacería de subsistencia y la destrucción y fragmentación de sus hábitats.
 
El artículo completo Distribución y usos de los armadillos en sabanas inundables de Arauca, Colombia se publicó en Biota Colombiana  VOL. 19, NÚM. 2 (2018) y se desarrolló dentro del Programa de conservación y manejo de los armadillos de los Llanos Orientales, de la alianza  ODL S.A. (Oleoducto de los Llanos Orientales), Cormacarena, Corporinoquia, la Fundación Omacha, el Bioparque Los Ocarros y Corpometa. Puede consultar el artículo en este vínculo.
 
Fotos: Observación del cuerpo completo y otras partes óseas disecadas de las especies de armadillos halladas en el municipio de Arauca, Colombia. A, B y C) Caparazón y cola de D. sabanicola. D) Dasypus novemcinctus cazado para el autoconsumo de los campesinos. E) D. novemcinctus cazados para la venta comercial en la zona urbana del municipio de Arauca.
 
Le recomendamos:
 

Los armadillos de los Llanos Orientales de Colombia - Facebook

The armadillo conservation program: A pioneering initiative to save armadillos in the Orinoco Llanos of Colombia from extinction

Conectándonos con la biodiversidad, en Festiver 2018

Liberación de fauna silvestre rehabilitada en predios amigos de los armadillos

Doce animales silvestres vuelven a la libertad

Population density, activity patterns, and ecological importance of Priodontes maximus in Colombia

Conectando la biodiversidad a través de especies amenazadas

Nota de campo - Transporte de material vegetal por el armadillo espuelón para la construcción de nido

Más de 450 visitantes del Parque Explora participaron en la exhibición de armadillos

Armadillos, los protagonistas del Carnaval de la Ciencia en Maloka

Yopal, segundo destino de “Los Arquitectos de la Naturaleza: Armadillos”

Se estrenó el documental “Los Arquitectos de la Naturaleza: Armadillos”

Los armadillos presentes en el Día Mundial de la Vida Silvestre

Los armadillos son suramericanos por naturaleza y sabemos poco de ellos

Puede descargar las publicaciones del programa haciendo click aquí

La  Corporación  Autónoma  Regional  de Cundinamarca - CAR ha venido realizando una gestión integral articulada con los diferentes actores institucionales y sociales del territorio CAR, encaminadas a realizar el diagnóstico y caracterización del estado y distribución de las poblaciones, la identificación y formulación de la estrategia para su conservación que se plasmó en la formulación del Plan de manejo y conservación de la especie.
 
En este proceso aunó esfuerzos técnicos y financieros, con la Fundación Omacha, para desarrollar estas acciones encaminadas a generar conocimiento de la especie a través de la investigación, al igual que escenarios de conservación y manejo de la nutria neotropical (Lontra longicaudis) y sus hábitats en los ríos Sumapaz, Negro y Magdalena,  jurisdicción de los municipios de Venecia, Beltrán, Puerto Salgar, Girardot y Ricaurte, en Cundinamarca durante el año 2018. Estas acciones contemplaron la educación ambiental y la investigación como pilares fundamentales para la construcción participativa del Plan de manejo y conservación de la nutria neotropical (Lontra longicaudis) en la jurisdicción de la Corporación Autónoma Regional Cundinamarca-CAR, el cual tiene como objetivo la conservación de esta especie y sus hábitats, en el departamento.
Educación Ambiental
El proyecto realizó 18 jornadas en 6 municipios del departamento y en Bogotá D.C. Las temáticas abordadas contemplaron la biología, ecología, amenazas y manejo ex situ de la especie, sensibilizando a más de 4.000 personas entre niños y adultos. En este proceso fue importante la participación de las instituciones educativas locales, comunidad de pescadores, alcaldías municipales, la Universidad Nacional y Distrital, la Policía Nacional, el Ejército de Colombia y oficiales y suboficiales de la base aérea Germán Olano, ubicada en Puerto Salgar. Otro medio de sensibilización fueron las redes sociales, donde através de las fechas ambientales se posicionó a la nutria como la embajadora de la conservación de los humedales de Cundinamarca, durante el pirmer semestre del año 2018.
Monitoreo poblacional
Los muestreos realizados por los biólogos lograron evidenciar, a través de 112 registros indirectos y 4 directos, la presencia de la nutria neotropical en los ríos Sumapaz, Negro y Magdalena, municipios de Venecia, Beltrán, Puerto Salgar, Girardot y Ricaurte en Cundinarmaca. Los mayores tamaños poblacionales se encuentran en las áreas más productivas, como el río Magdalena y la desembocadura del río Negro.
 
Construcción del Plan de manejo y conservación de la nutria neotropical en Cundinamarca
La construcción del Plan de manejo y conservación de la nutria neotropical (Lontra longicaudis) en la jurisdicción de la Corporación Autónoma Regional Cundinamarca-CAR contó con la realización de 5 escenarios para la retroalimentación de esta iniciativa, además de la participación de las autoridades locales, el sector académico e instituciones educativas de cada uno de los municipios del área de influencia del proyecto.
En estos espacios de construcción, se gestaron las acciones de conservación y manejo a implementar en los próximos 10 años, y cuyo objetivo principal es contribuir a la conservación de la especie y sus hábitats (ríos, quebradas, lagunas y humedales) en el departamento.
Presentación y socialización del Plan de manejo
En el marco del III Simposio de Mamíferos Acuáticos, organizado por la Fundación Omacha en sus actividades de información y divulgación del V Congreso Colombiano de Zoología, el pasado jueves 6 de diciembre se realizó la presentación y socialización del Plan de manejo y conservación de la nutria neotropical (Lontra longicaudis) en la jurisdicción de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca. La presentación estuvo a cargo del Director de Recursos Naturales de la CAR César Clavijo.
 
En esta presentación estuvieron presentes investigadores y expertos nacionales e internacionales quienes trabajan en proyectos de conservación de nutrias y otros mamíferos acuáticos en Colombia y a nivel mundial, tales como: Dra. Nicole Duplaix, fundadora y actual co-presidente del IUCN/SSC Otter Specialist Group; Dr. Lorenzo Rojas Bracho, Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad de México; Dr. Benjamín Morales Vela, Ecosur – México; Dr. Fernando Trujillo, director científico de la Fundación Omacha; Biol. Diana Carolina Varón, coordinadora de la unidad biológica del Bioparque Los Ocarros; el doctor Mv. Pablo Cruz, coordinador de salud y bienestar animal del Bioparque Los Ocarros y la doctora Mv. Dora María Vélez Suárez, coordinadora de la unidad de nutrición y alimentos del Bioparque Los Ocarros; Biol. Oscar Medina, Coordinador de Cuidado Animal de la Fundación Botánica y Zoológica de Barranquilla.
 
Socialización del plan en el territorio CAR Cundinamarca 
Entre los días 5 a 7 de diciembre se realizaron jornadas de socialización del plan de manejo, la cartilla y los resultados obtenidos en el desarrollo del proyecto, en los cinco municipios que hicieron parte de esta iniciativa. Se contó con la participación directa de 55 personas entre funcionarios de las alcaldías municipales, integrantes de las asociaciones de pescadores y pobladores en general.
 
 
Le recomendamos leer:
Archivos:
Plan de manejo y conservación de la nutria neotropical en la jurisdicción de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca
Documento elaborado bajo el convenio de asociación 1833 de 2017 suscrito entre la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca y la Fundación Omacha con el objeto de generar el Plan de manejo y conservación de la nutria neotropical (Lontra longicaudis) en la jurisdicción de la Corporación Autónoma Regional Cundinamarca-CAR.
 
El Plan de manejo para la conservación de la nutria neotropical (Lontra longicaudis) en la jurisdicción de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca - CAR espera contribuir a la conservación de la especie y sus hábitats (ríos, quebradas, lagunas y humedales), mediante la implementación de actividades de conservación, investigación, información, manejo sustentable, educación ambiental y fortalecimiento institucional, a través de esfuerzos conjuntos de los pobladores rurales y locales, diferentes ONG, entidades gubernamentales locales y regionales, la CAR - Cundinamarca, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible (MADS) y universidades.
Fecha 2019-01-02 Tamaño del archivo 9.33 MB Descargar 101
La nutria neotropical, una especie en peligro de extinción
Esta publicación se construyó participativamente con actores institucionales y la comunidad local, y es concebida como una herramienta de socialización acerca del conocimiento de la ecología de las nutrias, al igual que las amenazas que enfrentan, buscando de esta forma generar acciones de conservación y manejo de esta increíble especie y sus hábitats, en Cundinamarca.
 
Cartilla elaborada bajo el convenio de asociación N° 1833 de 2017 suscrito entre la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca - CAR y la Fundación Omacha con el objeto de generar el “Plan de manejo y conservación de la nutria neotropical (Lontra longicaudis) en la jurisdicción de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca - CAR.
Fecha 2019-01-02 Tamaño del archivo 12.71 MB Descargar 92
Plan de manejo para la conservación de las nutrias en Colombia
El Plan de manejo para la conservación de las nutrias (Lontra longicaudis y Pteronura brasiliensis) en Colombia fue elaborado bajo una concepción integral con el fin de construir escenarios participativos para la conservación de las poblaciones de estos mamíferos semiacuáticos en el marco de la estrategia nacional de diversidad implementada por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible - Minambiente. Su construcción involucró el trabajo mancomunado de un grupo interdisciplinario de investigadores cuyos principales objetivos fueron revisar el estado actual del conocimiento y conservación de las nutrias en el país, así como construir participativamente con las Autoridades Ambientales, Parques Nacionales Naturales, Institutos de Investigación, comunidades indígenas y pobladores rurales, las medidas de conservación necesarias para que estos mamíferos continúen habitando los diferentes ecosistemas acuáticos en el país.
Fecha 2017-03-03 Tamaño del archivo 20.61 MB Descargar 994
Plan de Manejo para la Conservación de la Nutria Neotropical (Lontra longicaudis) en el departamento de La Guajira
El Plan de Manejo para la conservación de la nutria neotropical
(Lontra longicaudis) en el departamento de La Guajira, fue elaborado bajo una concepción integral con el fin de construir escenarios participativos para la conservación de las poblaciones de este mamífero semiacuático en el marco de la “Gestión ambiental participativa articulada y compartida” que desarrolla la Corporación Autónoma Regional de La Guajira -Corpoguajira. Su construcción involucró el trabajo mancomunado de un grupo interdisciplinario de investigadores cuyos principales objetivos fueron revisar el estado actual de conservación de las nutrias en el departamento y sus amenazas, así como construir participativamente con las comunidades indígenas, pobladores rurales y urbanos, las medidas de conservación necesarias para que estos mamíferos continúen habitando los diferentes ecosistemas acuáticos en La Guajira.
 
Este documento se realizó en el marco del Convenio de asociación y cooperación No. 0014-2014 entre Corpoguajira y la Fundación Omacha cuyo objeto fue “aunar esfuerzos para realizar acciones conjuntas de la conservación de la nutria (Lontra longicaudis) en el Departamento de La Guajira, con énfasis en la Reserva Forestal Protectora Montes de Oca”. Proyecto cofinanciado por el Fondo de Compensación Ambiental (FCA).
Fecha 2016-01-01 Tamaño del archivo 26.19 MB Descargar 1651

Página 1 de 38