El proyecto de aula de los estudiantes de cuarto y quinto grado del colegio “Normal Superior Santa Teresita”, en el municipio de Lorica (Córdoba),  fue la sustentación de los trabajos relacionados con los manatíes, presentación realizada el pasado 7 de noviembre.

Los niños presentaron diferentes obras manuales (maquetas, murales, muñecos, videos, obras de teatro, dramatizaciones, coplas, noticieros entre otros); reflejando en esos trabajos los conocimiento teóricos y prácticos adquiridos durante el año lectivo y el proceso de educación ambiental que la Fundación Omacha y la Corporación Autónoma Regional de los Valles del Sinú y del San Jorge CVS han ejecutado en los últimos 9 años.
Los temas de estas manualidades fueron la biología, ecología, amenazas y conservación de la especie; así como la rehabilitación de la manatí María del Mar, emblema de las campañas de sensibilización. Estas campañas han logrado que los niños y jóvenes interioricen la importancia de los manatíes en la cuenca del río Sinú.
El esfuerzo y trabajo de los estudiantes, en la exposición ambiental, fue premiado con una visita de acompañamiento, a las instalaciones de la subsede de la CVS Bajo Sinú,  para observar una evaluación general del manatí «Willy» realizada por los biólogos de Omacha. Los niños pudieron ver la captura del manatí en el estanque, su medición y pesaje, así como la manipulación y esfuerzo que se requiere para manejar a un animal de 3.5 metros de longitud y 310 kilos de peso. También tuvieron la oportunidad de verlo de cerca e, incluso, algunos de ellos se atrevieron a acariciarlo para experimentar la sensación de tocar a un manatí, experiencia que pocos pueden disfrutar.
«Willy» fue decomisado a unos pescadores por la CVS a finales de los años 90 y trasladado a la comunidad del Castillo en San Bernardo del Viento. En el año 2008, fue reubicado  en la represa de la hacienda San Miguel en Lorica y, desde abril de 2012, Willy permanece en las instalaciones de la Estación Piscícola de Lorica; donde es evaluado y monitoreado constantemente para verificar su estado de salud y en espera del día de su liberación.
A esta actividad se unió el biólogo francés Boris Lerebours del “Parc National de la Guadeloupe”, quien estaba visitando el departamento de Córdoba para conocer los trabajos y la experiencia con los manatíes, confirmando de esta forma los esfuerzos y resultados que las dos organizaciones ha logrado para su conservación en los últimos años.
La Fundación Omacha y la CVS elaboraron un diagnóstico, en el año 2003, y, posteriormente, un plan de manejo del Manatí antillano (Trichechus manatus) que incluye investigación, educación, participación comunitaria, rehabilitación, liberación y seguimiento.
Para Yenyfer Moná, coordinadora de la sede Caribe de Omacha, “cada día son más las personas concientizadas y que trabajan en pro de la conservación de los ecosistemas acuáticos y del manatí, incluyendo niños y jóvenes que, como los del colegio “Normal Superior Santa Teresita”, nos dieron una lección de los excelentes trabajos y la propiedad con que manejan el tema. Ellos son ahora nuestros multiplicadores en este gran esfuerzo. Felicitaciones por permitirnos compartir esta experiencia”.