El Programa ATSAPANI de conservación y manejo de tortugas amenazadas de los humedales llaneros se une a la celebración del Día Internacional de la Diversidad Biológica, y comparte con todas las personas interesadas en la conservación de estos reptiles los logros alcanzados en más de 3 años de trabajo liderado por la Fundación Omacha en conjunto con empresas, autoridades ambientales, habitantes de los Llanos Orientales y otras ONG nacionales e internacionales.

El primer paso: 150 km de playas recorridas a lo largo del río Bita, 28 identificadas y 214 tortuguillos liberados
ATSAPANI, o tortuga en lengua indígena Sikuani, comenzó como un proyecto financiado por el Fondo de Becas de la Iniciativa de Especies Amenazadas, de la alianza de Conservación Internacional Colombia, Fondo Acción y la Fundación Omacha, a comienzos del año 2012, y su objetivo era consolidar información sobre la distribución y las amenazas para las especies Podocnemis expansa, conocida como tortuga charapa, y Podocnemis unifilis, o simplemente terecay; en el río Bita y el área de influencia del municipio de Puerto Carreño, departamento del Vichada.
 
El equipo de investigadores recorrió aproximadamente 150 km de la cuenca baja del río Bita, en donde realizó el inventario de 28 playas y se colectaron huevos de ambas especies. A esta parte del proyecto, se sumó el interés y trabajo de la Reserva Natural La Pedregoza para la construcción, cuidado y vigilancia de nidos artificiales en donde se sembraron los huevos previamente recolectados.
 
Después del nacimiento de los tortuguillos y del cuidado proporcionado a estos, por parte de pescadores involucrados en el proyecto y guiados por biólogos, se liberaron 214 tortuguillos en el caño Juriepe, río Meta, y en un pequeño afluente del río Bita, puntos previamente identificados como sitios de uso de tortugas juveniles.
 
Además, el trabajo con la comunidad permitió corroborar que la carne y los huevos de las tortugas son altamente apreciados para fines de consumo y comercialización en temporada; y sus caparazones sirven como utensilios artesanales y domésticos.
 
ATSAPANI: proyecto seleccionado en la 2ª Convocatoria Nacional a la Biodiversidad de Ecopetrol
En el año 2009, la empresa ECOPETROL S.A. establece como uno de sus pilares estratégicos en materia ambiental a la biodiversidad, e instaura la Convocatoria Nacional a la Biodiversidad, con el apoyo del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible,  para cofinanciar proyectos enfocados al conocimiento, uso sostenible y conservación de los ecosistemas estratégicos de Colombia.
 
Como resultado de la unión estratégica entre la Fundación Omacha y la Fundación Palmarito-Casanare, el proyecto Investigación y manejo como herramientas para la conservación de las tortugas amenazadas de los humedales llaneros- ATSAPANI fue seleccionado en la 2ª Convocatoria Nacional a la Biodiversidad cuya temática se mantenía como la de la primera edición: la protección de los humedales en el territorio nacional.
 
El esfuerzo y trabajo desarrollado durante el primer paso de ATSAPANI continúo, y en esta ocasión el área de estudio se amplió para trabajar en el eje Casanare – Meta – Bita – Orinoco, entre los años 2012 y 2013, contando con el apoyo de la Iniciativa de Especies Amenazadas y la Corporación Ambiental La Pedregoza.
 
El fruto del proyecto se refleja en la elaboración de un inventario de áreas claves (playas y humedales) para la conservación de las tortugas, gracias a  la realización de dos expediciones y un sobrevuelo a lo largo del río Meta y Bita, y del trabajo con 16 comunidades de la zona entre Puerto Carreño y Santa Rosalía, con quienes se estableció el uso y conocimiento de estos reptiles.
Igualmente, el equipo de investigadores liderado por biólogos y ecólogos de las diferentes organizaciones, recolectaron más de 6.100 huevos los cuales fueron trasladados a playas de monitoreo, sembrados en 139 nidos y cuidados hasta su nacimiento y posterior liberación.
 
Durante los dos años de este trabajo, se liberaron 5.172 tortuguillos en las orillas del río Meta, en caño Juriepe y el río Bita con la participación de personas de las comunidades de la zona, colegios, organizaciones ambientales, la Policía, la Armada y el Ejército Nacional, Parques Nacionales Naturales y Corporinoquia.
 
A la educación ambiental también se le abrió un espacio. En esta ocasión se realizaron talleres de sensibilización para más de 1.200 estudiantes de los municipios de La Primavera y Puerto Carreño, en Vichada, y de Orocue en Casanare, e integrantes de las fuerzas militares presentes en los dos departamentos, en los que se trataron los efectos del consumo no sostenible de carne y huevos, y la importancia de la participación de las comunidades en los procesos de conservación de estas especies.
 

De proyecto a programa
Tras una evaluación del desarrollo y los resultados logrados por el proyecto hasta ese momento, se decidió establecer el Programa ATSAPANI de conservación y manejo de tortugas amenazadas de los humedales llaneros, buscando fortalecer las diferentes iniciativas de conservación de tortugas en la región en alianza con la Corporación Ambiental La Pedregoza, Fundación Palmarito – Casanare, el Instituto Alexander von Humboldt y Corporinoquia.
 
Con el establecimiento del programa, se trazan objetivos más claros y a largo plazo, como contribuir con la conservación de las poblaciones de tortugas amenazadas de la región mediante el involucramiento y trabajo conjunto con las comunidades locales para que sigan trabajando en las iniciativas de conservación, y se logre establecer un consumo más consciente y sostenible.
 
Con este nuevo impulso dado por esta alianza a ATSAPANI, en el primer trimestre del 2014 se llevó a cabo el rescate de 154 nidos de las dos especies que presentaran riesgos de inundación, saqueo o depredación mediante monitoreo y vigilancia de playas a lo largo del eje fluvial Casanare – Meta – Bita – Orinoco. Finalmente, el día 12 de abril se liberaron 5.300 tortuguillos al medio natural con ayuda de las comunidades ribereñas. 
En algunas de las actividades desarrolladas se contó con el acompañamiento continuo de 41 habitantes quienes fueron capacitados en el cuidado, manejo y rescate de nidadas y neonatos.
 
Sumado a este trabajo, se dio inicio a la elaboración del Plan de Acción para reunir todas aquellas estrategias, medidas y herramientas, así como la normatividad jurídica para la protección de las tortugas del género Podocnemis en la región del Orinoco, buscando la efectividad de las mismas con un periodo de implementación de 10 años (2014-2024). Las siguientes son las líneas de trabajo:
 
1.Investigación 
2.Impacto antrópico y manejo
3.Educación
4.Legislación política
5.Fortalecimiento institucional y gestión
6.Información y divulgación
 
Proyecto Vida Silvestre: conservación de especies en áreas estratégicas de Colombia
Como parte de la iniciativa "Proyecto Vida Silvestre" financiada por Ecopetrol S.A. y coordinada por Wildlife Conservation Society Colombia, con el apoyo de la Fundación Mario Santo Domingo; la Fundación Omacha implementa el proyecto de manejo y conservación  de la tortuga charapa Podocnemis expansa en la cuenca media del río Meta entre los departamentos del Vichada, Casanare y Arauca. Este proyecto busca mantener el número de hembras reproductivas de la especie en esta área, y en lo recorrido de este año 2015 se han liberado mas 50 mil tortuguillos trabajando en la misma línea y de apoyando la consolidación del programa ATSAPANI en la región.
 
En enero, el trabajo comenzó junto con la comunidad de la vereda Santa María de la Virgen en Arauca y con la comunidad de Nueva Antioquia en Vichada, con quienes se construyó un preacuerdo comunitario el cual busca establecer el cuidado y la vigilancia comunitaria de nueve playas durante la época de postura de huevos, evitando así el saqueo para comercialización tanto de huevos como de hembras ponedoras. Este preacuerdo hasta la fecha ha sido efectivo, y lo ideal es que se logren unos acuerdos formales a largo plazo con los pobladores de la zona, la fuerza pública y sean avalados por Corporinoquia.
 
Como resultado de este trabajo en alianza el pasado 23 de abril se realizó la primera liberación en la playa La Belleza, en donde el equipo de trabajo de Omacha, la fuerza pública y los habitantes de la zona liberaron 500 tortuguillos. Cada persona tomaba una tortuga, le colocaba un nombre y antes de soltarla, pedía un deseo. Todos concordaban con la petición “Que llegue a adulta y pueda poner más huevos”.
 
Al siguiente día, se liberaron 1.060 tortuguillos con el acompañamiento de miembros de la Fuerza Aérea, Policía Nacional y otras organizaciones ambientales. Todos reunidos con un mismo fin, que las tortugas puedan llegar a ser conocidas por las futuras generaciones.
Es importante anotar que más allá de cuidar nidos y liberar tortugas, el proyecto tiene como meta que las comunidades se apropien de la importancia de las tortugas en los humedales y ríos de los Llanos Orientales del país, además de contribuir con el desarrollo de la región.
 
El próximo 23 de mayo, la Corporación Ambiental La Pedregoza espera liberar más de 200 tortugas, entre charapas y terecay, al río Bita con el principal objetivo de celebrar el Día Internacional de la Biodiversidad y el Día Internacional de las Tortugas.  Esta actividad se realizará en la Reserva Ambiental La Pedregoza, en cercanías al municipio de Puerto Carreño con el apoyo de las comunidades locales.
 
 
Datos sobre las tortugas:
Sobre la tortuga charapa, Podocnemis expansa:
  • Es la tortuga de río más grande de Suramérica.
  • Su caparazón es medianamente plano.
  • Habita en los grandes ríos: Orinoco, Meta, Amazonas y Caquetá.
  • Prefiere estar bajo el agua.
  • Anida en las playas altas y arenosas.
  • Sus nidos son profundos: entre 40 y 50 cm.
  • Pone más de 100 huevos por nido, los cuales redondos, blandos y de color blanco.
  • Anida en la madrugada, en grupos (cambotes) entre los meses de enero y febrero en la Orinoquia.
Sobre la terecay, Podocnemis unifilis:
  • Es la segunda tortuga de río más grande de Suramérica.
  • Su caparazón es abombado.
  • Habita en los caños y ríos secundarios de la Orinoquia y la Amazonia.
  • Anida en playas y barrancos distantes del agua y los nidos son superficiales y en forma de bota.
  • Pone entre 15 y 30 huevos por nido, sus huevos son ovalados, con cáscara dura y de color crema.
  • Anida sola, en las noches sin luna.

Vínculos de interés:
 
 
 
 

» Turtle Conservancy

Fotos: Fernando Trujillo, Erika Gómez, Eliana Garzón y Sindy Martínez; Fundación Omacha