«Soy estudiante de Biología y agradezco muchísimo a Omacha por brindarme la experiencia de ser voluntaria pues ha sido uno de mis mayores campos de aprendizaje, no sólo a nivel profesional sino también a nivel personal. Nunca había visto un manatí y tener contacto con 6 de ellos fue maravilloso...»
María Paula Camelo Calvo, Julio 2016, Voluntaria de Bogotá, Colombia
Desde hace varios años, la Comisión Ballenera Internacional ha promovido iniciativas regionales de conservación de grandes mamíferos marinos, específicamente de ballenas.  En consecuencia, el gobierno de Australia, en conjunto con varios países del océano Atlántico Sur, desarrollaron un programa que se llama el Southern Ocean Research Partnership (SORP). Este programa identifica los diferentes esfuerzos que se pueden realizar a largo plazo para monitorear ballenas con métodos no invasivos.
Hace tres años, el gobierno de Argentina logró garantizar la presencia del barco guardacostas "Tango", durante 10 años, para dedicarlo exclusivamente a la investigación de mamíferos marinos en el verano Austral. Esta iniciativa ha sido liderada por la Fundación Cethus de Argentina, en cabeza del doctor Miguel Iñíguez y con la coordinación científica de Vanesa Reyes.
 
Es de esta forma que Colombia fue invitada hacer parte de esta prospección junto con Brasil. Por nuestro país participó el doctor Fernando Trujillo, Director Científico de la Fundación Omacha.
Esta evaluación fue realizada del 23 de enero al 7 de febrero de este año, a bordo del barco “Prefectura SB 15 - Tango”, el cual zarpó de la ciudad de Ushuaia, al sur de Argentina, y cruzó el Paso de Drake hacia la península Antártica.
 
El verano austral permitió muchas horas de trabajo diario
Se realizaron observaciones con más o menos 15 horas de esfuerzo al día, ya que en el verano Austral las horas de oscuridad son reducidas, por lo cual se realizó un gran esfuerzo de muestreo y, de esta forma, se obtuvieron más de 280 observaciones, en su mayoría de ballenas, logrando identificar ballenas azules, jorobadas y de aleta, ballenas Minke y Sei; además de delfines australes y cruzados. La mayor cantidad de ballenas fueron observadas en el estrecho de Gerlache, en la península Antártica, cerca de la base científica Brown. Allí se realizó una parada técnica con el fin de hablar con los investigadores argentinos que se encuentran en la estación.
Adicionalmente, se observó una gran cantidad de aves marinas entre petreles, cormoranes, pingüinos; además de pinípedos, como focas cangrejeras, lobos de dos pelos y leopardos marinos. 
 
Por otro lado, el equipo de científicos sumergió, en varias oportunidades, un hidrófono a una profundidad de 250 metros y así realizar prospecciones acústicas. También se ejecutaron arrastres durante varios kilómetros, donde se detectaron ballenas picudas y azules e incluso orcas.
 
Finalmente, se rescató un dispositivo acústico denominado “HARP”, el cuál llevaba instalado un año a 800 metros de profundidad. El dispositivo grabó 8.760 horas de sonidos, los cuales serán analizados a lo largo de los próximos meses. Una vez decodificadas estas grabaciones, se volverá a sumergir el dispositivo a 1.200 metros, y será nuevamente rescatado en un año para seguir analizando los sonidos de las ballenas.
 
Resultados positivos
Para Fernando Trujillo, los resultados son positivos: “Colombia entra a hacer parte de este programa con dedicación exclusiva a mamíferos marinos”. Además, “Es una oportunidad para que el país fortalezca su programa de investigación con estos animales en la Antártida, la cual inició con la iniciativa de la Comisión Colombiana del Océano el año pasado, con la presencia del barco “20 de Julio” en aguas antárticas e investigadores colombianos. En consecuencia, se podrá fortalecer en gran medida todo este programa, y se debe tratar de buscar la permanencia a largo plazo de investigadores colombianos todos los años en el programa”.

En el marco del proceso de gestión voluntaria adelantada por la empresa URRÁ S.A. E.S.P., se impulsa el proyecto “Parque Ecoturístico del Alto Sinú” constituido por tres estaciones ecológicas, ubicadas al sur del departamento de Córdoba. Este proyecto aborda los componentes de educación ambiental, agroindustrial, piscícola, de turismo comunitario y conservación de la biodiversidad. Estos componentes buscan contribuir a la protección, conservación y mejoramiento de los recursos naturales y del ambiente de la región, así como el fomento y desarrollo socioeconómico de las comunidades reasentadas en el área.

Desde julio del año pasado, la Fundación Omacha inicia las actividades de administración, operación y mantenimiento de una de las estaciones: la Estación Ecológica Las Guartinajas, y para este año se continua este trabajo.

Las Guartinajas

La E. E. Las Guartinajas cuenta con un área de extensión de 17 hectáreas, está ubicada en la vereda Nuevo Ceibal, localidad de Pasa Caballos, y se establece como un refugio para diversas especies de fauna y flora silvestres del alto Sinú. Además, se proyecta como un escenario para la conservación e investigación, para la educación ambiental, así como la promoción y gestión para las comunidades reasentadas en el área, en el marco del desarrollo y uso sostenible del bosque húmedo tropical de la región.

Dentro de sus instalaciones, se encuentra el lago El Cherao, uno de los 19 lagos artificiales que constituyen el “Plan de conexión de los espejos de agua de la empresa URRÁ”. Además de un auditorio, un mariposario, dos domos para cultivo de hongos, una sala de nutrición y un vivero, también aloja una muestra representativa del bosque húmedo tropical en el cual se desarrolla un proyecto de senderismo y una exhibición de fauna en cautiverio de guartinajas (Cuniculus paca) y guatines o ñeques (Dasyprocta punctata).

El trabajo de Omacha

La Fundación Omacha implementa las siguientes líneas temáticas de trabajo en Las Guartinajas: Conozco y conservo la flora y fauna del Alto Sinú, Uso sostenible de los productos del bosque y, finalmente, Formémonos. Igualmente, se vienen realizando cambios que han contribuido al mejoramiento de la estación, como la revisión y análisis del documento “Plan Estratégico de Proyección de la E. E. Las Guartinajas, el establecimiento de una estrategia a mediano y largo plazo de educación y divulgación, además de la disposición de técnicas para el manejo y mantenimiento de las especies de fauna en cautiverio y la construcción de nuevos hábitats.

También se trabaja en la reestructuración del funcionamiento general de la estación, realizando la implementación de tres medidas de manejo ambiental enfocadas al manejo de residuos sólidos orgánicos e inorgánicos a partir de la elaboración del biocompostaje y la implementación de medidas de bioseguridad para el manejo de la fauna en cautiverio, diseñando metodologías para su aplicación, garantizando así, el buen funcionamiento de las instalaciones.

El trabajo con la comunidad

El trabajo con la comunidad es fundamental en los procesos de conservación de la biodiversidad. Por tal razón, se han realizado diferentes actividades dentro y fuera de la estación con el ánimo de generar espacios para la conservación de la biodiversidad del alto Sinú, a partir del trabajo con instituciones educativas y comunidades locales. En este sentido, se involucraron a las Instituciones Educativas Campo Bello, San Clemente, Nuevo Oriente, Valencia, José María Carbonel y Paraíso, y se han realizado talleres en los cuales, a partir de actividades lúdicas, charlas, recorridos guiados dentro de la estación, proyección de documentales, entre otros; se abordan temas sobre la conservación de la biodiversidad, la mitigación al tráfico y tenencia ilegal de fauna silvestre en la región, impulso al uso sostenible de la biodiversidad enseñando, reconociendo y sensibilizando a niños, jóvenes y adultos en torno a las especies de fauna, de flora y ecosistemas presentes en el municipio y la importancia de contribuir a su conservación desde las acciones personales cotidianas.

Otros datos:

  • La E. E. Las Guartinajas está localizada en la margen izquierda del río Sinú, en inmediaciones del complejo hidroeléctrico y hace parte del Parque Ecoturístico del Alto Sinú, que a su vez incluye a la Estación Turística Ecolagos y la Estación Piscícola Sinú.
  • La guartinaja (Cuniculus paca) es un roedor, de hábitos nocturnos y solitarios. Habita desde el sur de México hasta el occidente de Paraguay, el norte de Argentina y Uruguay. Se encuentra en bosques de galería cerca de ríos, donde construye su madriguera o puede ocupar la de otro animal. Su dieta se basa en frutos y es un importante distribuidor de semillas. Su principal amenaza es la cacería para consumo de su carne, y enfrenta además la degradación de su hábitat.

El Zoológico de Cali, con el aval de Corporinoquia y el apoyo de la Fundación Omacha, llevará a cabo la rehabilitación de una nutria entregada a la corporación, en el departamento de Arauca. Este proceso se enmarca dentro del “Programa del manejo para la conservación de las nutrias en Colombia” liderado por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible y la Fundación Omacha.

El día 1º de marzo, la Policía Ambiental de Arauca dejó a disposición de Corporinoquia una pequeña nutria de la especie Pteronura brasiliensis, la cual fue entregada voluntariamente por un habitante que la encontró por el sector de caño Jesús, en el municipio de Arauca.    

En primera instancia, un profesional en medicina veterinaria de la Universidad Cooperativa de Colombia le hizo una revisión médico-veterinaria, y determinó que la nutria es una hembra en buenas condiciones de salud y su edad aproximada es de 45 días.

Después de esta revisión, Corporinoquia estableció contacto con la Fundación Omacha y posteriormente con el Zoológico de Cali, organizaciones que trabajan en la conservación de las nutrias en Colombia, para realizar el respectivo traslado del animal a las instalaciones del zoológico y, de esta forma, comenzar su proceso de rehabilitación.

La ingeniera de Corporinoquia Adriana Nieves explicó que “la corporación, en cabeza del director de la subsede de Arauca ingeniero Cesar Augusto Cortes Herrera, viene desarrollando campañas que lleven a conservar y preservar nuestros recursos naturales”.

La rehabilitación de esta nutria se constituye en un esfuerzo que permite mayor conocimiento de la especie a través de la investigación y la capacitación de técnicos en el área, lo que garantiza a largo plazo la posibilidad de que estos individuos logren el mejor destino hacia su conservación a través de la liberación a su medio natural, la derivación a instituciones competentes o su adopción en centros especiales para su manejo.

 

Más información:

Nutrias de Colombia

Publicaciones sobre nutrias

Zoológico de Cali

Corporinoquia

Uno de los principales problemas que enfrentan los armadillos es el desconocimiento: a nivel científico es poca la información generada en torno a ellos, y para la mayoría del público en general son desconocidos.
 
El “Programa de conservación y manejo de los armadillos de los Llanos Orientales”, conformado por la alianza del Oleoducto de los Llanos Orientales ODL S.A., Cormacarena, Corporinoquia, el Bioparque Los Ocarros, Corpometa y la Fundación Omacha”; tiene como objetivo consolidar esfuerzos para garantizar la conservación de estos extraordinarios animales en el Meta y Casanare, Colombia.
 
El objetivo de esta comunidad es difundir información sobre estos curiosos mamíferos, sobre el programa de conservación y manejo, y los logros alcanzados en 3 años de trabajo de la alianza.
 
Los invitamos a conocer más sobre los armadillos de los Llanos Orientales de Colombia
 
Más información:

El Simposio de Mamíferos Acuáticos, organizado por la Fundación Omacha en el marco del III Congreso Latinoamericano y II Congreso Colombiano de Mastozoología, sin duda alguna tuvo una gran asistencia por parte de estudiantes de pregrado y postgrado e investigadores colombianos y latinoamericanos. Entre el 1 y el 4 de diciembre, Omacha presentó sus trabajos relacionados con nutrias, manatíes, delfines de río y mamíferos marinos. Además, organizó la presentación de 41 proyectos de investigadores de Colombia y de otros países latinoamericanos, y tres charlas magistrales.

Por otro lado, la doctora Mariella Superina dio una charla sobre “Estrategias para la conservación y el manejo de los armadillos en América del Sur” en donde expuso el trabajo que realiza con los armadillos en la provincia de Mendoza, Argentina, y el Programa de Conservación y Manejo de los Armadillos de los Llanos Orientales de la alianza de ODL S.A., Corporinoquia, Cormacarena, Corpometa, el Bioparque Los Ocarros y que ejecuta la Fundación Omacha en los departamentos del Meta y Casanare. Dentro de este programa, se está realizando una “Evaluación del impacto de atropellamiento de fauna silvestre”, del cual el biólogo Adrián Vásquez-Ávila presentó la ponencia “Evaluación del atropellamiento vial sobre la fauna silvestre asociada a la carretera Monterrey-Carupana, en el departamento de Casanare, Colombia”.

Igualmente, el doctor Fernando Trujillo, director científico de la Fundación Omacha, presentó el trabajo que dirige en la fundación sobre “Conservación, manejo y avances al conocimiento de mamíferos acuáticos en Colombia”. Al final de la charla, el doctor Hugo Mantilla Meluk presidente de la Sociedad Colombiana de Mastozoología hizo un sentido reconocimiento al trabajo de Fernando Trujillo, al cual lleva dedicado por más de 25 años en la conservación de los delfines de río, manatíes, nutrias, mamíferos marinos y acuáticos en general.

Así mismo, el director de Omacha presentó junto con el equipo de investigadores de la fundación el Programa de conservación de delfines de río de Suramérica, el trabajo con los delfines de río de Colombia y el Avistamiento responsable de delfines de río en los Llanos Orientales colombianos, entre otros trabajos.

En el trabajo hecho por la Fundación Omacha con los manatíes se presentaron los trabajos "Monitoreo y seguimiento de individuos de manatí Trichechus manatus liberados al medio natural en la jurisdicción de la CVS, Córdoba- Colombia", "Educación ambiental como factor determinante en la conservación del manatí Trichechus manatus en la cuenca del Sinú, Córdoba- Colombia", "Lecciones aprendidas durante los procesos de rehabilitación de neonatos de manatí Trichechus manatus en el Caribe Colombiano" y el curso "Educación ambiental, monitoreo y rehabilitación de Trichechus manatus en el Caribe colombiano" a cargo de Dalila Caicedo Herrera, directora ejecutiva de Omacha; Jenyfer Moná Sanabria, coordinadora de la sede Caribe de Omacha; y Fernando Sierra Vargas, profesional de Cartografía y SIG.

En el marco del «Programa Nacional para el Manejo y Conservación de las Nutrias y Manatíes de Colombia», desarrollado entre el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible (MADS) y la Fundación Omacha, la profesional Carolina Avella del ministerio expuso el "Programa de Manejo y Conservación de las Nutrias de Colombia" y la "Actualización al Programa de Manejo y Conservación de los Manatíes en Colombia".

Dentro del simposio también se presentó el trabajo, entre muchos otros, “Tamaño poblacional y densidad para los delfines de río en el tramo Nauta-Santa Rosa, río Amazonas, Perú” liderado por el director de Solinia Cédric Gilleman, al igual que el proyecto “Expedición Caldas 2014-2015: La investigación como herramienta para la conservación de los mamíferos marinos en el Pacífico Sur” a cargo de la directora del Programa Marino de Conservación Internacional en Colombia María Claudia Diazgranados Ms.C., así como el trabajo “Registro histórico de mamíferos marinos en las expediciones científicas a la isla de Malpelo: distribución, roles funcionales y probabilidad de ocupación” por parte de la directora de la Fundación Malpelo y Otros Ecosistemas Marinos Sandra Bessudo Ms.C.

Finalmente, el biólogo Jaime Bolaños, de la Asociación Civil Sea Vida y estudiante de maestría de la Universidad Veracruzana, presentó dos trabajos: Nuevos registros de orcas Orcinus orca en el Mar Caribe y Varamientos de cetáceos en Venezuela: 1988-2014.

Cursos gratuitos sobre delfines de río, nutrias y manatíes

Los simposios de mamíferos acuáticos y semiacuáticos fueron complementados con cuatro cursos abiertos al público: Métodos de muestreo de nutrias en Colombia; Educación ambiental, monitoreo y rehabilitación de Trichechus manatus en el Caribe colombiano; Estimación de abundancia de delfines de río en Suramérica y el curso de Introducción al uso del Programa “Mark” para evaluaciones poblacionales mediante modelos de marcaje-recaptura. 

Este simposio fue organizado por Fundación Omacha, Whitley Fund for Nature, WWF Colombia, RELAM, Sociedad Colombiana de Mastozoología, Universidad de los Andes, Universidad del Quindío, con el apoyo del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.