«Gracias a este voluntariado yo viví una gran experiencia de vida y profesional por participar en la liberación de 4 manatíes en el río Sinú...»
Gisella Sertorio, Voluntaria Brasil

Entre el 7 y 14 de septiembre, la Asociación Colombiana de Herpetología desarrolló el curso “Herpetología colombiana: una visión integrativa”, en la Reserva Natural Bojonawi (Puerto Carreño, Vichada), con el apoyo institucional de la Fundación Omacha y del Posgrado de Biología de la Universidad de Antioquia.

El curso contó con la participación de ocho profesores de las universidades de los Andes, Antioquia, Industrial de Santander, Javeriana y de São Paulo; y 18 estudiantes colombianos miembros de la Asociación, vinculados a pregrado, maestría o doctorado de diferentes universidades.

El curso tuvo una modalidad teórico-práctica intensiva con más de 70 horas de trabajo acompañado por los ocho profesores. Se cubrieron de forma teórica ocho temáticos a través de charlas magistrales: Bases de sistemática molecular, Bases de la filogeografía, Evolución de la comunicación, Ecofisiología: relaciones con el ambiente, Biología reproductiva, Historias de vida y demografía, Síndromes comportamentales y Amenazas para la herpetofauna de Colombia.

Adicionalmente, los estudiantes realizaron proyectos prácticos bajo la asesoría de los profesores, para lo cual tomaron datos durante varios días y luego elaboraron una presentación oral y un informe escrito.

Las especies registradas fueron: Rhinella marina, Rhinella humboldtii, Dendropsophus microcephalus, Dendropsophus minutus, Hypsiboas boans, Hypsiboas crepitans, Hypsiboas pugnax, Scinax rostratus, Scinax ruber, Scinax wandae, Pseudopaludicola sp., Leptodactylus colombiensis, Leptodactylus fragilis, Leptodactylus fuscus, Leptodactylus insularum, Leptodactylus ocellatus, Leptodactylus rugosus, Elachistochleis ovalis, Caiman crocodilus, Anolis auratus, Helicops angulatus, Oxyrhopus petolarius, Pseudoboa sp., Hemidactylus palaichtus, Iguana iguana, Podocnemis unifilis, Podocnemis vogli, Gonatodes humeralis, Ameiva ameiva, Kentropyx striata, Tupinambis teguixin, Tropidurus torquatus y Uranoscodon superciliosus.

Todas las personas: estudiantes, profesores y empleados de la reserva entregaron lo mejor de sí durante el curso, y este esfuerzo se concretó en un curso académicamente muy exitoso y en una experiencia personal muy enriquecedora.

Tomado de: El isleño.com, el diario on line de San Andrés y Providencia.

La Corporación para el Desarrollo Sostenible de San Andrés, Providencia y Santa Catalina (Coralina) y la Fundación Omacha, lideran a partir de esta semana un plan de mejora del conocimiento sobre los mamíferos marinos en las Áreas Marinas Protegidas (AMP) Seaflower.
 
Las jornadas se llevarán a cabo como parte de las acciones de manejo, capacitación y monitoreo de la AMP, en el marco del Proyecto Protección de la Biodiversidad en la Región Suroccidental del Caribe.
 
Para tales efectos Coralina estará llevando a cabo , una serie de reuniones,  entrenamientos y salidas de campo, con profesionales de la fundación mencionada, con el objetivo de avanzar en el  establecimiento de la línea base de mamíferos marinos en el archipiélago.
 
En el marco de esta actividad se establecerán reuniones con operadores turísticos y pescadores  y serán abordados temas específicos como la manipulación de las 'manta rayas'. 

 

http://www.xn--elisleo-9za.com/index.php?option=com_content&view=article&id=4553:coralina-optimizar-el-manejo-con-las-manta-rayas&catid=41:ambiental&Itemid=83


Con este proyecto se busca que en el Campo Escuela Scout Nacional, Hyca-Sua, se construya con Ecoladrillos. Esta idea surge de un proyecto más grande que busca convertir a  Hyca Sua en un Centro Scout de excelencia para la naturaleza y el ambiente, SCENES por sus siglas en inglés. Actualmente hay 14 centros SCENES en el mundo e Hyca Sua sería el primero en suramérica.

La idea: usar los Ecoladrillos para la construcción del paisajismo del campo escuela.

¿Qué es un Ecoladrillo?

Los Ecoladrillos son ladrillos que minimizan el impacto ambiental de la construcción. En este proyecto queremos usar los hechos con botellas plásticas rellenas de basura no orgánica (papeles plastificados, con alto contenido de tinta, empaques plásticos, bolsas plásticas, empaques tetrapak, papeles de todo tipo, etc.), estos desechos deben estar completamente limpios, para que dentro de las botellas no se produzca dióxido de carbono, lo que podría terminar en una explosión de la botella y ser peligroso. Las botellas que se van a usar en este proyecto pueden ir desde 600 ml. hasta 2.5 L.

¿Cómo hacer un Ecoladrillo?

Los Ecoladrillos se hacen insertando los residuos no orgánicos en las botellas y comprimiéndolos hasta que estos completamente rígidos. La prueba para saber si está bien hecho es ponerse de pie sobre este y si la botella no se comprime o pierde su forma, está listo.

¿Cómo se van a usar los Ecoladrillos?

Los Ecoladrillos en este proyecto se van a usar como límite de los senderos peatonales del campo escuela. Cuando tengan sus Ecoladrillos listos, envíenoslos y nos van a estar ayudando para ser un centro SCENES y  mejorar un poco el entorno en el que vivimos. 

 

Enlaces:

http://prezi.com/ybmxgjlnzuvt/hyca-sua/

https://www.facebook.com/BiosferaScout

http://www.scoutsdecolombia.org.co/hyca-sua/

Conscientes de la necesidad de niños, niñas y jóvenes del país, por adquirir una verdadera conciencia marítima, traducida en el conocimiento e interés por todos los aspectos relacionados con el mar y sus bondades; el pasado 12 de septiembre de 2012 la Comisión Colombiana del Océano-CCO realizó, en el Paraninfo de la Academia Colombiana de la Lengua, el lanzamiento del libro “El Tesoro Azul”.

“El Tesoro Azul”, una aventura de Marco Corales y Juanita Yubarta, es un cuento de aventura, que busca llevar a niños, niñas y jóvenes de colegios y escuelas del país, de manera gratuita, una mirada diáfana hacia nuestro Mar Caribe y Océano Pacífico. En esta publicación, los lectores se sumergirán en el mágico y maravilloso mundo del océano: comprenderán sus secretos, entenderán sus fenómenos; aprenderán a conocer, valorar, querer, proteger y conservar, los espacios marinos y costeros con los que Colombia ha sido privilegiada.

El evento de lanzamiento estuvo presidido por el señor Comandante de la Armada Nacional, Almirante Roberto García Márquez, quien resaltó que “Como colombianos nos preciamos de tener costas sobre dos océanos, los entendemos como parte vital de nuestro patrimonio y sin embargo los descuidamos, los olvidamos y los destruimos. Aprender a darle el valor y el uso que le corresponde es una misión que juntos debemos emprender. La educación ha de ser fuente permanente de aprecio hacía ese enorme potencial de riqueza y bienestar.”

Con el libro “El Tesoro Azul”, la Comisión Colombiana del Océano buscar despertar en la población sentimientos de pertenencia y de identidad nacional con el mar como parte de su estrategia de educación y cultura marítima.

Más información:

Comisión Colombiana del Océano - CCO

Carrera 54 N° 26-50 Edificio DIMAR
Teléfono: (0571) 315-8520
Bogotá D.C. – Colombia
www.cco.gov.co

Cepcolsa apoya el trabajo de investigación de la Fundación Omacha en pro de la conservación de los delfines, en el río Meta.

Entre los días 29 de agosto y 2 de septiembre, se realizó la décimo cuarta expedición de Estimación de Abundancia de Delfines de río, navegando en esta ocasión por el río Meta (Colombia). El punto de inicio del recorrido fue la población de Puerto Carreño, Vichada; y se finalizó en Puerto Gaitán, Meta. De esta forma, el grupo de investigadores de la Fundación Omacha, liderado por su director científico, Fernando Trujillo, navegó una distancia de 711 kilómetros aproximadamente.

En este trabajo se lograron 65 observaciones de delfín rosado (Inia geoffrensis), con un total de 134 delfines y un número reducido de crías. Los grupos en que se movían eran máximo siete (7) u ocho (8) individuos. En esta época del año, las aguas del río son altas y por esta razón los delfines estaban dispersos, opina la bióloga venezolana e integrante del equipo,  Olga Herrera. Estos mamíferos son unos buenos indicadores del estado de salud de los ecosistemas acuáticos y la expedición fue testigo de este hecho.

En la parte baja del río, hacia su desembocadura en el río Orinoco, la densidad de individuos fue mayor que en la parte alta cercana a los Andes. Una razón para explicar esta situación es que los mayores asentamientos humanos, los proyectos productivos, los desarrollos agrícolas y las tendencias de sobrepesca se presentan hacia la zona alta.  Los pocos delfines vistos en ese sector del río estaban en las confluencias de los ríos Cusiana, Cravo Sur, Manacacías y Casanare. 

Los datos de esta expedición se analizarán y se compararán con los datos de la expedición del año 2006, y así se podrá determinar la variación de la cantidad de delfines en la zona. Así mismo, la expedición pudo encontrar otras especies de fauna, tales como aves acuáticas, entre ellos el garzón soldado (Jabiru mycteria); osos hormigueros (Myrmecophaga tridactyla) y venados cola blanca  (Odocoileus virginianus).

Debido a las proyecciones y planes del gobierno nacional y del sector privado, en el eje río Meta - Orinoco, es fundamental continuar con el trabajo de monitoreo de las especies amenazadas y, en este caso, de los delfines de río para medir los impactos de algunos de los grandes proyectos que se planean para la zona. 

Uno de estos planes, que ha estado en la agenda nacional en los últimos 30 años,  es el dragado del río para permitir que sea navegable durante todo el año. Actualmente, sólo se puede navegar entre mayo y diciembre, y el tema productivo de esta región depende en parte de esta vía fluvial. El otro plan es la construcción de una carretera que comunique a Puerto Gaitán con Puerto Carreño, proyectada para el año 2017. 

El equipo de trabajo de esta expedición estuvo conformado por los siguientes investigadores: Fernando Trujillo, Olga Herrera,  Eugenia Escarria, Sindy Martínez, Erika Ortíz, el fotógrafo Lucas Jaramillo y el ayudante de campo Jacinto Terán.

Es importante aclarar que de la otra especie de delfín de río, el delfín gris o tucuxi (Sotalia fluviatilis), no se tiene registro en la Orinoquia colombiana. Esta especie se encuentra en los ríos Amazonas, Caquetá (abajo del raudal de Córdoba), Apaporís  y Putumayo. Se ha mencionando la presencia del Tucuxi en el área de Puerto Carreño, pero no ha sido confirmada.

Desde el año 2006, la Fundación Omacha ha recorrido más de 8.000 Km., en los ríos más importantes de Colombia y Sudamérica, dentro del programa “Estimación de Abundancia de Delfines de río en Suramérica”.