«Ser voluntaria de Omacha por un mes es una experiencia que no posee una palabra para definirse y si posee muchas para describirse»
Angela Judith, Voluntaria Colombia
En el marco del Día Mundial de los Océanos, celebrado ayer 8 de junio, la Corporación Autónoma Regional del Magdalena -Corpamag-, la Fundación Omacha, Fundación Museo del Mar, el Acuario y Museo del Mar del Rodadero y el Proyecto Tayrona, conformado Petrobras International, Ecopetrol, Repsol y Statoil; presentaron el Plan de conservación y manejo de mamíferos acuáticos del departamento del Magdalena
Este documento tiene como objetivo “Desarrollar estrategias regionales para la conservación, protección y manejo sostenible de las poblaciones de cetáceos, manatíes y nutrías y los diferentes ecosistemas acuáticos asociados, de acuerdo con las principales amenazas identificadas en sus áreas de distribución para el departamento del Magdalena”.
De igual forma, está diseñado para un periodo de 10 años y su desarrollo comprende cinco líneas de acción enmarcadas dentro de la política nacional de gestión de fauna silvestre: 1. Investigación y monitoreo, 2. Manejo sostenible, 3. Información y divulgación, 4. Legislación, gestión y fortalecimiento institucional y 5. Educación, capacitación y participación.
La celebración de este día comenzó con la liberación de 30 tortugas carey y verde (Eretmochelys imbricata y Chelonia mydas), y 2 tiburones rehabilitados en Acuario de El Rodadero en alianza con Corpamag, en el sector de Playa Blanca, Santa Marta.
 
Foto de la página de inicio: Giovanny Gori, Acuario y Museo del Mar del Rodadero
Gracias al Cuerpo de Guardacostas, de la Armada Nacional de Colombia, y su compromiso con el cuidado del medio ambiente, se inició esta semana la salida piloto del proyecto “Estimación de abundancia, preferencia de hábitat y amenazas antrópicas de dos especies de delfines en el golfo de Urabá, Caribe colombiano”, promovido por la Universidad de Antioquia y la Fundación Omacha.
 
El objetivo es conocer algunos aspectos biológicos de las poblaciones de los delfines grises (Sotalia guianensis) y  de los delfines hocico de botella (Tursiops truncatus). Durante la semana del 5 al 9 de junio se realizarán recorridos en zigzag por toda la extensión del Golfo de Urabá y se registrarán los avistamientos de delfines, teniendo en cuenta aspectos como la posición geográfica donde se observan, el tamaño del grupo, la presencia de crías, así como los comportamientos observados como alimentación, descanso y desplazamiento.
The giant armadillo (Priodontes maximus) is the largest extant armadillo species. This rare, cryptic, and poorly
studied South American mammal is considered a physical ecosystem engineer. From February to August 2014, 10 camera traps were used to estimate population density, activity patterns, and the ecological importance of giant armadillos on private lands with riparian forests and natural savannas near Puerto Gaitán (Meta), in the Eastern Llanos of Colombia.
 
El ocarro (Priodontes maximus) es el armadillo más grande que existe en la actualidad. Esta especie rara, críptica y poco estudiada de América del Sur es considerada un ingeniero físico del ecosistema. De febrero a agosto 2014 se utilizaron diez cámaras trampa para estimar la densidad poblacional, patrones de actividad e importancia ecológica del ocarro en un área no protegida de los Llanos Orientales de Colombia, constituida por bosques riparios y sabanas naturales de Puerto Gaitán (Meta).
 
El investigador Carlos Aya-Cuero, del Grupo de Investigación en Biodiversidad de Alta Montaña de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas, publicó el artículo "Population density, activity patterns, and ecological importance of giant armadillos (Priodontes maximus) in Colombia" en la edición de mayo del Journal of Mammalogy. Este trabajo se realizó en el marco del "Programa de conservación y manejo de los armadillos de los Llanos Orientales" de la alianza de ODL S.A., Cormacarena, Corporinoquia, la Fundación Omacha, el Bioparque Los Ocarros y Corpometa.
 
Más informacion:
DOI: https://doi.org/10.1093/jmammal/gyx006
Published: 03 May 2017

 

En el marco del Programa de conservación de delfines de río de Suramérica, la Fundación Omacha y NatureServe organizaron la Expedición Ecuador 2017, en los ríos Napo, Tiputini, Yasuní y Cocaya, entre el 10 y el 17 de mayo.

El objetivo de esta expedición fue establecer los tamaños poblacionales de las dos especies de delfines que habitan en estos cuatro ríos de la Amazonia ecuatoriana, así como identificar las amenazas que enfrentan en la región.

Durante los 376 kilómetros de recorrido, los investigadores registraron 23 individuos de la especie Inia geoffrensis, conocido comúnmente como delfín rosado, y 4 individuos de Sotalia fluviatilis o delfín cenizo. Para Federico Mosquera, biólogo e investigador de la Fundación Omacha, “Es importante resaltar el trabajo articulado entre los investigadores que participamos en esta expedición, además de la capacitación a investigadores locales en el estudio de los delfines de río para establecer tamaños poblaciones, identificación de amenazas, etc. Por otro lado, tener registros de las dos especies, en esa parte alta de la Amazonia, es muy importante”.

Sin embargo, “Es preocupante los bajos tamaños poblacionales, en parte por procesos naturales, pero también por el incremento de las actividades que amenazan la conservación de los delfines”, explica Federico. En el tema de las amenazas, los investigadores registraron pozos de extracción de hidrocarburos, el aumento del tráfico de embarcaciones y la captura de delfines para extracción de partes de su cuerpo con fines afrodisíacos o curativos.

El grupo de investigadores estuvo conformado por Michelle Vela, bióloga, y Ricardo Villalba, ambos de la Escuela Superior Politécnica del Litoral, Bruce Young director de Naturserve, Yuruani Fuentes y, finalmente, Federico Mosquera Guerra de Omacha. El Programa de conservación de delfines de río de Suramérica es liderado por la Fundación Omacha en trabajo conjunto con WWF Colombia, Whitley Fund for NatureFondation Segré y NaturServe.

A River Below es un documental “que captura al Amazonas en toda su complejidad mientras examina las acciones de los activistas ambientales usando los medios, en una época en la que la verdad es un término relativo”, según sus productores.

Para Fernando Trujillo, director científico de la Fundación Omacha, este documental “es muy interesante porque fue muy diferente a muchos de los documentales que he abordado con National Geographic, Discovery, Televisión Española, Televisión Francesa y con productoras colombianas donde el enfoque era la conservación de los delfines de río, pero esta película trasciende ese enfoque y va a un nivel mucho más profundo y complejo”.

“El documental no es sobre los delfines”

El rodaje de A River Below duró más de tres años, trabajando en locaciones de Brasil, Perú y Colombia durante diferentes momentos. “Lo que se filmó no es una fotografía instantánea, sino es una situación que evoluciona a lo largo de estos tres años, y donde se presentan las aproximaciones éticas para la conservación de especies amenazadas, y en este caso de los delfines. Al final, la película no es sobre los delfines. Termina siendo sobre los grandes conflictos sociales, económicos y políticos que enfrenta nuestro planeta y, en este caso, la Amazonia; y alrededor de eso cómo se teje una construcción ética para abordar la conservación desde diferentes perspectivas.” comenta, Fernando.

Este documental presenta el contraste de dos aproximaciones de conservación. Uno de ellas, es el trabajo de Fernando, como director de Omacha, por la conservación de los delfines de río desde hace casi 30 años. La otra aproximación es la Richard Rasmussen, biólogo y presentador de un programa de televisión en Brasil, quien también está muy preocupado por la situación de los delfines y la conservación de otras especies de fauna, y que toma una decisión muy difícil para mostrar ese contexto. “Esto es lo que genera una dualidad: ¿cuál es el camino a seguir para hacer conservación? Personalmente, no estoy de acuerdo con lo que hizo esta persona y estas instituciones. Sí estoy de acuerdo con lo que señala: hay momentos de gran frustración en donde solo se habla, pero no hay acciones y se necesitan. Somos muy ingenuos al pensar que las acciones que se requieren, en una región tan grande como la Amazonia, es simplemente proteger un delfín. Las acciones que se requieren es entender la dinámica socio-económica que hay en la zona, es entender la matriz humana de más de 34 millones de seres humanos, y menos de 4 millones son indígenas. Es una región a donde están llegando una gran cantidad de inmigrantes y de actividades económicas muy dañinas, como la minería ilegal.” Explica Fernando, y finaliza: “ El gran reto entonces será entender cuál va a ser el futuro del Amazonas, cuáles son las actividades económicas que van a permitir hacer un desarrollo sostenible y sustentable de esa gran cuenca hidrográfica, que está amenazada en este momento.”

El director de A River Below es Mark Grieco, cineasta independiente, quien se enfoca en el tema de los derechos humanos y la justicia en la economía global. Marmato, su primer largometraje premiado, se estrenó en el Festival de Cine de Sundance de 2014. Grieco estudió producción cinematográfica en la Escuela Tisch de Artes de la Universidad de Nueva York. El estreno de este documental se hizo en el pasado Festival de Cine Tribeca 2017, en la ciudad de Nueva York.

Más información: www.tribecafilm.com

Los críticos opinan:

“Unintentionally timely, A River Below may be read as a Trump-era document, a tale of environmentalists versus local industry.” By John Fink – The Film Stage- 

“A RIVER BELOW is a completely unexpected film - a knotty poem of duality and dissonance and a journey into ourselves as we attempt to better this world.” - IMDb.com - 

“It becomes a study of different types of activism and what moral lines can be erased and redrawn.” – F2 Film Forward -

“A River Below is pure investigative journalism. It trusts no one and questions every side of the story—” By Jacob Oller – Paste Magazine -

“There are plenty of documentaries about activism. But documentaries about the consequences of activism are few and far between. Of these, Mark Grieco’s A River Below is one of the best in recent memory.” By Nathanael Hood – The Young Folks

Información relacionada: